Visto: 736

Drones, una tecnología clave para mejorar la seguridad a nivel internacional

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La utilización de drones ya ha dado resultados positivos en distintos proyectos de seguridad en países como Estados Unidos, México y Australia.

Alrededor del 2010, la sociedad conoció y tuvo acceso a una tecnología que llevaba años desarrollándose para uso militar y privado: los drones. En ese entonces, parecían ser una moda pasajera, pero no pasó mucho tiempo para que se comenzaran a consolidar como una de las tecnologías más populares no solo para el consumidor común, sino también para apoyar a diversos sectores, como la seguridad, donde todo parece indicar que tendrán un papel sumamente protagónico en los próximos años. 

Uno de los ejemplos más destacados en este rubro es el de Estados Unidos, donde los drones han demostrado que sus características podrían llegar a ser claves para la atención ciudadana, como lo ocurrido en un proyecto piloto puesto en marcha en el estado de Kentucky, donde las autoridades locales utilizaron estos dispositivos para llegar lo más pronto a una escena del crimen tras el primer reporte telefónico, tomando toda la evidencia audiovisual posible para descubrir potenciales sospechosos o testigos, mejorando el tiempo de respuesta y evitando que vidas humanas se pusieran en peligro. Este es el mismo caso del Aeryon SkyRanger, un dron de la compañía eléctrica estadounidense Southern Co., el cual fue desarrollado para brindar un reporte de daños en sus instalaciones tras la aparición de algún desastre natural. 

Otro caso de éxito se experimentó el año pasado en Ensenada, Baja California, donde la policía estatal logró reducir 10% el índice local de criminalidad, con un pico de hasta 30% de menos robos domésticos con respecto a 2017, gracias a la ayuda del DJI Inspire 1 Quadcopter, un dron que tras patrullar regularmente la ciudad, logró atender un aproximado de 26 alarmas diarias, dando como resultado la detención de 500 criminales; una estadística reveladora, sobre todo en México, uno de los países con mayores índices de violencia en el mundo. Otro de los sectores donde los drones han demostrado ser claves en cuestiones de seguridad ha sido en temas de migración, donde se han reportado casos en los que han lanzado chalecos salvavidas a personas que estaban al borde de perecer ahogados en Australia, Indiana y Texas. 

Sin embargo, este increíble boom en la utilización de drones en seguridad también tiene una contraparte preocupante, debido a que estos dispositivos también han comenzado a ser utilizados para la realización de atentados, como el llevado a cabo en agosto del 2018 contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro; o el reciente caos provocado en el aeropuerto londinense de Gatwick, donde miles de pasajeros y más de 240 vuelos se vieron afectados por la aparición de dos drones en la pista y, aunque ambos percances no pasaron a mayores, sí han sido lo suficientemente graves como para iniciar un debate en torno a la urgente regulación, a nivel internacional, de este tipo de aeronaves, antes de que dejen de ser un importante aliado para convertirse en un potencial enemigo de la sociedad.