Visto: 1049

La UE ya se prepara ante posibles ataques cibernéticos rusos durante las elecciones parlamentarias de mayo

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La UE ya se prepara ante posibles ataques cibernéticos rusos durante las elecciones parlamentarias de mayo.

La seguridad cibernética y la protección contra las fake news durante las elecciones parlamentarias son unos de los temas que más preocupan a toda la Unión Europea. De hecho, las principales autoridades de esta comunidad han apuntado a Rusia como la mayor amenaza de interferencia para estas votaciones, por lo que la Comisión Europea ya ha iniciado una campaña de información para dar a conocer la importancia de contar con un sistema de respuesta rápido y efectivo ante un posible estado de alerta cibernético durante este ejercicio democrático.

De acuerdo con la UE, las elecciones parlamentarias a realizarse del próximo 23 al 26 de mayo podrían ser unas de las más importantes y vigiladas de la historia, desde que se celebraron las primeras hace 40 años, por lo que mantener su seguridad y legitimidad será fundamental para los cientos de millones de ciudadanos que participarán en la elección de los 705 eurodiputados. Sin embargo, las autoridades de la región temen que la interferencia exterior, en específico la proveniente del país de Vladímir Putin, pueda ser clave en el proceso de estas importantes votaciones, tal como lo hicieron durante el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017 en Cataluña, o en las elecciones de 2018 en Italia.

201902 Russia elections02

En este sentido, es importante mencionar que Rusia tiene un largo historial de acusaciones sobre planeación de ciberataques, guerras de información y fake news en Europa, los cuales se remontan a su histórica intervención en Estonia en el 2007, cuando lograron paralizar a aquel país con base en la difusión de información falsa y en ciberataques a bancos, medios de comunicación y organismos gubernamentales. Por tal motivo, personalidades importantes de la región, como el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y el presidente francés, Emmanuel Macron, ya han dado a conocer la necesidad de fortalecer sus barreras contra este tipo de ataques, incluso con la creación de una agencia europea de protección de las democracias contra los ciberataques y las manipulaciones, tal como lo expuso Macron en su carta a “los ciudadanos de Europa” el pasado 5 de marzo.

Por su parte, el gobierno ruso ha negado rotundamente estas imputaciones, pero ello no ha sido suficiente para la Comisión Europea, quienes ya trabajan con una unidad especial antipropaganda con un presupuesto de 5 millones de euros, que se encargará de blindar las próximas elecciones ante cualquier tipo de intervención rusa, además de la propuesta de crear redes de cooperación para la rápida detección de amenazas durante las próximas votaciones del Parlamento Europeo. Con este tipo de acciones, la UE ya prepara sus defensas cibernéticas para lo que podría ser una de las jornadas políticas más importantes de su historia.